domingo, 9 de julio de 2017

Que la creatividad no te pille mirando Instagram

Tengo un agujero.
No es de comida no es
de sexo no es del mono del tabaco ni es
de alcohol
aunque me empeñe en rellenarlo de todo eso.
Tengo un agujero,
grita,
me ataca desde adentro desde
sus paredes negras y sus anillos rasposos
como una vagina enquistada de hollín y me dice:
VENGA HIJA DE PUTA VENGA; YA,
ME CAGO EN DIOS,
ME CAGO EN TODOLOCAGABLE.
Mi agujero, lo has notado, es,
un cabrón muy blasfemo y necesita, ah,
sólo necesita una cosa que
no estoy pudiendo darle.
Se alimenta sólamente de una cosa que
no estoy sabiendo hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario