domingo, 17 de enero de 2016

(diecisiete del uno del dieciséis)

Cómetela.
Estabas buscándola
lamiéndole la puerta, golpeándola
cada vez con un nudillo
cada nudillo mojado en una cama
cada cama más ancha.
Cómete la soledad
quítale rabia.
Estabas sembrándola
pidiéndote el valor, buscando el mapa,
cerrando las costillas para hacer de tu unidad la única casa,
costillas-persiana,
y el corazón hecho estancia hueca de luz a rayas.
Cómete-muerde-mastica la soledad en flor
huele tus nadies
entierra el hacha de amor que asustó a aquel tipo
siente el agujero que calma y rompe al tiempo en la panza.
Traga, trágate esta soledad de mierda
date cáscara
sé contigo
séte cálida.

4 comentarios:

  1. "Traga, trágate esta soledad de mierda
    date cáscara
    sé contigo
    séte cálida."
    Fabulosa, Irene.
    He vuelto a reencontrarme con tu nombre.

    Un saludo,

    Julio César Álvarez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebro el reencuentro, ¡y gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. Brutal. Como siempre.

    (Ay. Cuánto tiempo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien poder volver a leerte, que tus dedos azules tecleen largo. Abrazo, bonica.

      Eliminar