lunes, 22 de julio de 2013

A mi Hija

Quiero parirte un ocho de marzo,
redonda como un pan de hogaza
o una luna llena,
y abrazarnos empapadas de mi sangre.
Que estrenes un nombre,
que seas tuya,
incluso cuando te cobijes en el ángulo cálido que te espera entre mis muslos.
Que me muerdas el pecho con tu primer diente,
que descubras colores y maneras de decirlos,
que te crezca el cuerpo y la emoción y pienses.
Que aprendas a hacer música o bocadillos o números,
Que quieras estar viva.
Que las beses a ellas o a ellos que te beses los brazos,
que te celebres.
Que me notes en tu ombligo.

Quiero quererte.
Que seas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada