sábado, 6 de noviembre de 2010

Quieta no quieta sola tú no


Multitud. Antonio Saura, 1982.



Puedes caminar sola. Dirigirte a-, sola. Pero no puedes sentarte sola. No puedes sentarte ahí sola y no hacer nada, no tener excusa. Saca un libro, llama a alguien, puedes, como último recurso, revisar los apuntes de clase. No puedes estar ahí sola no haciendo nada. Violentas a la gente, ¿es que no lo notas? les estás incomodando. Mirarte es verte contigo del todo y no has de mostrar que estás a gusto de esa manera. No es agradable, para, deja de exhibirte. Saca la libreta, escribe, enciende el portátil. Claro que puedes estar sola, pero no puedes hacerlo en público. Qué más dará que no tengas wifi, ahí viene otro, ¡disimula! mira a la pantalla, concéntrate. Porque si interactúas con objetos dejarán de percibirte sola. No les mires fíjamente al pasar, ¿cómo puedes no notarlo?, ¡vuelves a ser molesta!, sienten que hacen equilibrismos sobre pasarelas de moda delante de tus ojos escrutadores. No es que les importe quién seas, es que les importa quiénes son para ti. Mira al cielo con la nuca. Llévate el reloj de la muñeca frente a la cara en repetidas ocasiones. No permitas que te vean perdiendo todo el tiempo, van a creer que lo fabricas, dirán ''está haciendo tiempo''. Sabrán que esperas a alguien, que la tuya es una soledad transitoria, justificada. Como su caminar nervioso: no quieren que te confundas y creas que sólamente caminan. Es preciso que percibas que están dirigiéndose a alguna parte.



11 comentarios:

  1. fingir estar ocupado en algo por vergüenza a que te vean sin nada que hacer, sin rumbo, solo. horror vacui ajeno. quedarte fuera de la gran carcajada universal. mudo e invisible. la multitud mata más que el alquitrán. la soledad también, si se gestiona mal. hacer tiempo. walking around. tiempo muerto. perder. ganar. tiempo extra... para qué? (para nada
    (precioso fragmento que resuena en toda el alma

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Francisco. Qué agudo eso de comparar a la multitud con el alquitrán. A eso me recuerda el cuadro de Saura, a alquitrán espesando el agua o congestionando tubos. Y quien dice tubos dice cualquier cosa, claro.

    ResponderEliminar
  3. la facultad de detener el tiempo. crear la ventana y posarla en nuestras manos. se trata de observar al otro, siempre, al fin y al cabo. se trata de enamorarse de aquello que se mueva, haga lo que haga. y tú nos enseñas una parte del juego. y yo la leo.
    me gusta tu ventana.

    ResponderEliminar
  4. Y a mí me gusta que te asomes y que la leas tan bien. Dan ganas de dejarla siempre abierta de par en par.

    ResponderEliminar
  5. una sensación similar a subrayar el contorno de las nubes ;)

    beso(s)

    pd; 8000 gracias por tus palabras

    ResponderEliminar
  6. Qué bueno! Me he visto retratada en tus palabras. ¿Adónde irán todos los que caminan con tanta prisa y sin mirar a nadie?
    Vamos a sentarnos a mirar. Vamos a intimidarlos.

    Me gusta tu rincón. Me siento en casa.

    ResponderEliminar
  7. Construir la casa dentro de la maleta. Caracolizarnos.

    Y sí, intimidémosles.

    ¡Bienvenida!

    ResponderEliminar
  8. Bueno y real. Lo he sentido muchas veces. Está prohibido no hacer nada. Consume o crea. Puedes estar fumando, leyendo o haciendo macramé.

    ¿Pero eso de no hacer nada? ¡Imposible! Tu qué te crees, que el tiempo lo regalan?

    Un beso para tus palabras,

    Lea.

    ResponderEliminar
  9. Qué bien tú por aquí. El macramé me parece una opción estupenda para engañar a los ojos de las y los que se desgastan los pies a base de fingir que van.
    ¡Un abrazo de césped!

    ResponderEliminar