lunes, 4 de octubre de 2010

Azul eléctrico





azul
eléc
trico
me ha llegado
verde
yvio
lento
hoy, al buzón, por la mañana.
En un sobre blanco y grande,
desde una calle leonesa
con nombre de señor,
y por duplicado.

Como si
azul
eléc
trico
supiera que el verde
es mi color y que
iba a reventar
de ganas y que
tenía listos los nervios
en la raíz
del ombligo.

Y me he leído
enjau
lada
dentro de páginas
duras
que huelen
a curso nuevo.
Violenta,
felizmente enjaulada.

Julio no sabe,
aún,
que mi padre lo ha visto
y le ha llamado
'mi editor',
que se me ha llenado
la boca
de dientes
el vientre
de peces
los dedos
de letras
la cabeza
de Simone de Beauvoir.








(i) del revés.o sea (!)




8 comentarios:

  1. Es un buen punto de partida, sea lo que sea. A tí las palabras te quieren, ahora sé que también los colores sienten una predilección especial por tu boca.

    Estará bien lo que bien termine.

    ResponderEliminar
  2. Guau, 'tu editor'...! Adrenalina literaria. Me alegro muchísimo, qué ganas de leerte en papel.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Espera a la primavera, como punto de partida es genial: sólo se publica en papel por primera vez una vez, y se me nota la emoción, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  4. Me llevaré el ejemplar hasta París para que lo leas. Y, ya que mi artículo tiene que ver con Simone de Beauvoir (no sé si recuerdas que hacía referencia a su 'Monólogo' de 'La mujer rota'), así le enseño la tierra de su inspiradora.

    Pd: Me siento un poco pequeña y un poco tonta dándole tanto bombo. Pero, sobre todo, lo que me siento es contenta.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado releerte. Ese entusiasmo es contagioso.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, editor.¡Azul eléctrico salva!

    ResponderEliminar